Hacía mucho que no escribía nada. He estado super ocupado haciendo como que hacía cosas, pero he pensado que ahora era el momento oportuno, aprovechando el acojone previo a un reto que me propuse a principios de año. La verdad es que fue un auto “no hay huevos”. El reto en cuestión era un ultra trail,(se le llama ultra a toda distancia que supere los 45-50 km) en Riópar. Desafío Lurbel Calar del Mundo, era el nombre oficial de la broma. Total que el 12 de Enero, 65 kilómetros con 3800 metros de desnivel positivo no me parecían tan locura, y me inscribí.

Pues bien, ahora mismo es 8 de abril, y el sábado por la noche recojo el dorsal, y a las 5 de la mañana es la salida de la carrera. Y tengo en la pared de la habitación el perfil de altimetría, y esto tiene muchas cuestas. Y muchos kilómetros. Y me acabo de enterar que hay zonas aseguradas con una cuerda, “zonas aéreas” las llaman. Sus muertos a caballo.

En el fondo tengo ganas de que llegue el día, bueno, la madrugada, y a ver que pasa, pero por otro, la incertidumbre, el “¿como estaré en el kilómetro 7?” “¿Y en el 48?” son preguntas que me saturan, y que el hecho de no saber la respuesta me inquieta, la verdad.

Y para mas carga, tenemos tiempos de cierre en determinados puntos de control. Esta mierda es como los videojuegos aquellos en los que la pantalla va avanzando y, o avanzas, o la pantalla te come. Pues mi reto consiste en eso, en ser mas rápido que la pantalla sin morir en el intento.

Me pregunto si presentando un justificante médico de una lesión me devolverán el dinero. Algo en plan “soy miope y vi de lejos la información y el perfil de altimetría mientras mi secretaria me hacía la inscripción”. A lo mejor me ahorro un disgusto y me devuelven una parte o algo.

Fuera de cachondeos y chistes de retiradas, espero que acabe como acabe, sea una de las mejores experiencias de mi vida, el hecho de vivir la pseudosuficiencia, de recorrer una distancia así de bestia, pasando por sitios bestiales… La verdad es que una retirada en una prueba así, sería una hostia, pero no sería la hostia mas dolorosa. Y luego encima nos dan el aliciente de 2 puntos para la UTMB. Que esa es otra, que aparezca “UTMB” en tu cabeza no puede ser nada bueno. Para los que no sabéis de lo que hablo, la UTMB es el Ultra Trail du Mont Blanc (creo que lo he escrito bien, tampoco estoy muy seguro) es una eminencia entre las carreras de los putos inestables mentales que se dedican a esto de coger una mochila, meter 3 tonterías y ponerse a hacer kilómetros. La eminencia consiste en 83487634 km y 238974 metros de desnivel positivo, a ojo, y para poder inscribirte tienes que sumar 9 puntos, y luego tener suerte y que te cojan. Pero bueno, eso queda lejos, es harina de otro costal.

Dicho esto, me voy a dormir, y a soñar con cabras montesas, besetes.

Anuncios